Home » Aperturas

Defensa Siciliana

5 enero 2011 Un Comentario

En ajedrez, se llama Defensa siciliana a la apertura que resulta después de las jugadas iniciales 1.e4 c5. Debido a que las blancas abren el juego con el peón de rey y las negras no contestan con la misma jugada, se la considera una apertura semiabierta.

La Defensa siciliana (ECO B20-B99) es, quizás, la que más posibilidades brinda para ganar contra 1.e4. Por supuesto, esta afirmación sólo tiene sentido entre los jugadores de elite, pero, gracias a ellos, los aficionados la consideran una gran defensa. Se trata de una de las defensas más estudiadas, todo un «laberinto» muy difícil de desentrañar, y muy engañoso. La defensa siciliana tiene muchas variantes forzadas que, si no se juegan con precisión por parte de quien las plantea, pueden llevar a la derrota.

La Defensa siciliana debe su nombre al hecho de que en el siglo XVIII Jacob Henry Sarratt divulgase que el inventor de la defensa era el siciliano Pietro Carrera. Se la consideró una defensa menor hasta que Luis Charles de la Bourdonnais la empleó con éxito en su encuentro contra Alexander McDonnell en 1834. Su espaldarazo definitivo lo obtuvo de los grandes campeones de la segunda mitad del siglo XX.

Goza de un gran prestigio entre los jugadores de cualquier nivel debido a su carácter agresivo, a la flexibilidad de las posiciones que otorga y, de manera significativa, al hecho de haber sido adoptada por varios campeones mundiales. Las diferentes modalidades de esta defensa dan origen a heterogéneos planes de ataque y contraataque, de ahí que la Defensa en sí haya sido subdividida siguiendo la historia de su riqueza conceptual y de los jugadores más famosos que la han popularizado, o incluso, de los lugares en que por primera vez apareció alguna idea relacionada. Se encuentran así la Najdorf, la Scheveningen, la Sveshnikov (o Pelikan), la Dragón, y la Paulsen, entre otras.

Contenidos:
1. Planteamiento
2. Línea principal 2.Cf3
3. Otras líneas
4. Referencias
5. Véase también

Defensa siciliana
Jugadas 1.e4 c5
ECO B20-B99
Origen Giulio Polerio, 1594
Llamada como Sicilia
Clasificación Aperturas semiabiertas
Sinónimo(s) Apertura de peón de rey
explorador de aperturas en Chessgames.com
1. Planteamiento
La idea principal de la Defensa Siciliana es, por parte de las negras, contraatacar en el centro del tablero con un peón lateral desde la primera jugada. De esta manera, si las blancas quieren recuperar el dominio de la casilla d4, deberán realizar el cambio con el peón central de dama, cosa que suele ocurrir en muchísimas de las variantes abiertas de esta defensa.

Las negras, al mover su peón de alfil dama y dejar semiabierta la columna c, prácticamente están obligadas a realizar el enroque por el ala de rey. Como contrapartida, consiguen numerosas posibilidades de ataque por el flanco de dama y dicha columna sirve de corredor para las torres en el medio juego.

No obstante, para conseguir movilizar el centro, es necesario controlar la casilla d5, a lo cual se opondrán las blancas. A cambio de presentar desventaja posicional en el centro, las piezas blancas tienen gran libertad de movimiento, y pueden organizar fuertes ataques contra el negro, tanto en el ala de rey —preferentemente— como en el de dama. Eso sí, las blancas no deben esperar a ver qué hacen las negras, cuando estas lancen el ataque será demasiado tarde, y deben tomar la iniciativa.

Las negras suelen aprovechar la columna c semiabierta colocando una o ambas torres e incluso la dama. El punto fuerte c4 suele ser aprovechado para colocar un caballo muy molesto. No obstante lo dicho, son muchas las variantes y las ideas estratégicas diferentes que aparecen en cada una.

Línea principal 1.e4 c5

2. Línea principal 2.Cf3

Defensa siciliana. Línea principal 2.Cf3

1.e4 c5 2.Cf3
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Dc7
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 d5
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 e5 Variante Löwenthal
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 e5 5.Cb5 d6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Dxd4 Cc6 5.Ab5 Ad7 6.Axc6 Axc6 7.Cc3 Cf6 8.Ag5 e6 9.Td1 Ae7 10.O-O O-O 11.Tfe1 Da5 y las negras han igualado con facilidad.
2. 1. Variante Pelikán

Defensa siciliana. Variante Pelikán

Esta variante se debe a GM checoslovaco afincado en Argentina Jiri Pelikán. En principio, viola todas las ideas estratégicas de la Siciliana, ya que deja un peón retrasado en d6, quita al principal guardián de la casilla d5 y retrasa la jugada liberadora típica (…d5). Con 5…. e5 se desaloja rápidamente el caballo de d4 y se lanza un ataque rápido en el ala de dama.Entre los ajedrecistas actuales, Kramnik y Leko han sido, quizá, los que más uso han dado a esta variante.

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cdb5 d6 7.Ag5 a6 8.Ca3 Ae6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cdb5 d6 7.Ag5 a6 8.Ca3 b5
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cdb5 d6 7.Ag5 a6 8.Ca3 b5 9.Axf6 gxf6 10.Cd5 f5
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cf3 Ab4 7.Ac4 O-O
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cxc6? bxc6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cb3? Ab4 7.Ad3 d5.
2. 2. Variante Boleslavski
Defensa siciliana. Variante Boleslavski

La idea de la variante Boleslavski es retrasar el golpe e5 para evitar entrar en la variante Pelikán. Por lo demás, sus ideas estratégicas son las mismas, aunque no es seguro que el caballo blanco esté peor colocado en esta variante que en la Pelikán.

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 e5
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 e5 7.Cxc6 bxc6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 e5 7.Cb3
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 e5 7.Cf3
2. 3. Línea principal 2…. d6
Defensa siciliana. Línea principal 2…. d6

Quizá 2…. d6 sea la forma más correcta de plantear la Defensa siciliana. La línea 3.d4 cxd4 4.Cxd4 es la mejor para las blancas, y de la que se desprenden las grandes variantes de la Siciliana.

1.e4 c5 2.Cf3 d6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Dxd4 Cc6 5.Ab5 Dd7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.Ab5+
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.Ab5+ Ad7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.Ab5+ Ad7 4.Axd7+ Dxd7 5.0-0 Cc6 6.c3 Cf6 7.d4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.Ab5+ Ad7 4.Axd7+ Dxd7 5.c4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.b4
2. 3. 1. Variante clásica
Defensa siciliana. Variante clásica

Esta es la forma más típica de plantear la Defensa siciliana. Para evitar que derive en una Dragón, lo mejor es entrar en la Variante Richter-Rauzer y estudiar bien la respuesta del oponente, aunque ésta presenta muchos peligros y es posible que con ella las negras terminen con buen juego.

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 Variante de los cuatro caballos
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ac4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ac4 g6 7.Cxc6 bxc6 8.e5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ac4 Db6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 Variante Richter-Rauzer
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 Ae7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 Ae7 8.0-0-0 0-0 9.f4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 Ae7 8.0-0-0 0-0 9.f4 e5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 Ae7 8.0-0-0 0-0 9.f4 Cxd4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 Ae7 8.0-0-0 0-0 9.f4 Cxd4 10.Dxd4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 a6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 a6 8.0-0-0 Ad7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 a6 8.0-0-0 Ad7 9.f4 Ae7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd2 a6 8.0-0-0 Ad7 9.f4 Ae7 10.Cf3 b5 11.Axf6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Cb3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Ab5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Cxc6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 e6 7.Dd3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 g6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 Ad7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ag5 Ad7 7.Dd2
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 e5
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 e5 7.Cxc6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 e5 7.Cb3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Ab5+
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.f3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.f3 e5 6.Ab5+
2. 3. 2. Variante Scheveningen
Defensa siciliana. Variante Scheveningen

La Variante Scheveningen es, quizás, la línea principal de la Defensa siciliana. Además, en el orden en que aquí se presentan, y a pesar de que se llega a dicha variante en la jugada 5, es relativamente fácil alcanzar esta posición.

Aseguran las casillas centrales mediante el pequeño centro siciliano para apresurarse a desplegar sus piezas y preparar el avance …d5 que de momento no es posible por su retraso de desarrollo. Por otro lado, las blancas suelen jugar agresivamente complicando el medio juego, pues de otro modo las oportunidades en el final son mejores para las blancas por su mejor estructura de peones.

Es muy importante el orden, y no demorar la jugada 4…. Cf6, de lo contrario el blanco jugará 5.c4 y montará la formación Maroczy, con muchas posibilidades de victoria (Véase el apartado: El Dragón acelerado y la formación Maroczy). La Variante Scheveningen es una línea muy sólida y en la que todos los planes típicos de la Siciliana tienen su oportunidad. Una de las mejores formas de luchar contra la Scheveningen es el Ataque Keres, pero ésta es una línea muy activa en la que el blanco debe jugar con decisión y arriesgando.

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 a6 Variante clásica
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 a6 7.0-0 Dc7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 a6 7.0-0 Dc7 8.f4 Cc6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 a6 7.0-0 Dc7 8.f4 Cc6 9.Rh1 Ae7 10.a4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 a6 7.0-0 Dc7 8.f4 Cc6 9.Ae3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 a6 7.0-0 Dc7 8.f4 Cc6 9.Ae3 Ae7 10.De1 0-0
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 a6 7.0-0 Cbd7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 Cc6 Variante moderna
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 Cc6 7.0-0 Ae7 8.Ae3 0-0 9.f4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae2 Cc6 7.0-0 Ae7 8.Ae3 0-0 9.f4 Ad7 10.Cb3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.g4 Ataque Keres
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.g4 h6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.g4 Cc6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.g4 a6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ae3 a6 7.Dd2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ab5+
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.g3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.f4 Cc6 7.Ae3 Ae7 8.Df3
2. 3. 2. 1. Ataque Leonhardt-Sozin
Defensa siciliana. Ataque Leonhardt-Sozin

El Ataque Leonhardt-Sozin es una de las formas más efectivas de luchar contra la Variante Scheveningen. Dentro de esta variante, lo más peligroso para las negras y lo mejor para las blancas es el ataque Velimiróvic. Para no caer en posiciones difíciles, las negras deben cambiar el caballo de c6 por el de d4 y llevar su caballo de f6 hasta c5 para cambiarlo por el alfil en b3, cosa que no será fácil. También se le llama ataque Fischer-Sozin.

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ac4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ac4 Cc6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ac4 Cc6 7.Ae3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ac4 Cc6 7.Ae3 Ae7 8.De2 Ataque Velimiróvic
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ac4 a6 7.Ab3 b5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ac4 Cc6 7.Ab3 Ae7 8.Ae3 0-0 9.f4
2. 3. 3. Variante del Dragón
Defensa siciliana. Variante del dragón

La Variante del dragón es una de las más populares de la Defensa siciliana, y una de las más peligrosas para las blancas, pero el negro debe estar dispuesto a soportar los embates del Ataque yugoslavo. El nombre de esta variante se debe a que la estructura de peones del negro recuerda —con un poco de imaginación — a la cola de un dragón (y a la constelación Dragón). También es un nombre adecuado debido al carácter agresivo y peligroso de esta variante.

Se trata de una variante aguda con la que negras pretenden asegurar la defensa de su rey. Está caracterizada por las jugadas: 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 Ésta sería la variante principal con la que negras preparan el fianchetto de su alfil de negras en g7 y posteriormente el enroque.

Es importante la jugada 4…. Cf6 ya que de lo contrario se permitiría la jugada 5.c4 y las blancas plantearían la formación Maroczy, complicando la partida a las negras. De hecho, la formación Maroczy es interesante plantearla en otras líneas, aunque en ellas no es tan buena como contra la variante del Dragón. La idea del Dragón es clara. El fianchetto del alfil en g7 controla el centro y apunta al ala de dama, donde suele situarse el rey blanco. Además, el centro se verá atacado tanto desde el ala de rey como desde el ala de dama. Tiene un peligro, y es que el alfil en g7 permite un ataque muy rápido, hasta el punto de que las blancas pueden enrocar largo para aprovechar la situación de la torre en h1.

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.Dd2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.Dd2 0-0 9.0-0-0
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.Cb3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.f4 Db6 10.e5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Dd2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 Ae6 10.f4 Ca5 11.f5 Ac4 12.Cxa5 Axe2 13.Dxe2 Dxa5 14.g4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 Ae6 10.f4 Ca5 11.f5 Ac4 12.Ad3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 Ae6 10.f4 Ca5 11.f5 Ac4 12.Ad3 Axd3 13.cxd3 d5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 :1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 a5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 Ataque yugoslavo. Por transposición 6.f3 Ag7 7.Ae3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 a5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 Ad7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 Ad7 10.0-0-0
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 Ad7 10.0-0-0 Da5 11.Ab3 Tfc8 12.h4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.0-0-0
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.0-0-0 Db6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.f4 planteando una celada llamada Trampa de Czerniak, que, si bien las negras contrarrestan, no compromete la posición de blancas.
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.f4 Ag7 Si negras no perciben la celada y continúan con su juego habitual… 6…Ag7, blancas jugarían 7.e5 dxe5 8.fxe5… Una vez realizadas estas jugadas, la posición de las piezas negras se encuentra muy comprometida ya que blancas podrían continuar su juego con Ab5+ explotando así su fuerte peón ubicado en e5.
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.f4 Cc6 Para evitar la celada negras tan sólo tienen que jugar Cc6 y así blancas no podrán situar su peón en e5.
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.f4 Cbd7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.g3

2. 3. 4. El Dragón acelerado, la formación Maroczy y el ataque Yugoslavo
Defensa siciliana. Formación Maroczy

Es posible pensarse plantear la variante Dragón con el fianchetto acelerado del alfil. La idea es exigir que el caballo de d4 se coloque en otra casilla, pero no es necesario hacerlo en la siguiente jugada y el blanco puede jugar 5.c4 planteando la formación Maroczy. Salvo en esta línea, con el Dragón acelerado las negras están bien, pero con esta línea las negras están restringidas en espacio. Con 5.c4 la configuración de peones cambia y por ende deben cambiar los planes tanto del negro como del blanco. Se controla la casilla d5 por lo que suele prepararse la ruptura previa b5 y con las condiciones adecuadas jugar si d5.

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Formación Maroczy
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Cf6 6.Cc3 Cxd4 7.Dxd4 d6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7 6.Cc2 d6 7.Ae2 Ch6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7 6.Ae3
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7 6.Ae3 Cf6 7.Cc3 Cg4
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cxc6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cc3
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cc3 Ag7 6.Ae3 Cf6 7.Ac4
En el dragón acelerado existe también una buena opción para las blancas llamada ataque yugoslavo. En esta variante el blanco debe seguir un estricto orden de jugadas pero puede obtener muy buenos resultados. Sin embargo, si este orden no se respeta, el negro tiene varios caminos para obtener ventaja.

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cc3 Ag7 6.Ae3 Cf6
aquí existe una línea injugable para las blancas que es 7.f3 0-0 8.Dd2 d5… con muy buen juego negro.

7.Ac4 0-0
en este momento es muy importante la jugada blanca si 8.Dd2 Cg4. Si 8.f3 Db6 ,si 8.0-0 Cxe4 9.Cxe4 d5 obteniendo el centro. la buena es 8.Ac3 jugada profiláctica; aquí existe la opción negra de 8…Da5!? con juego aceptable y 8…a5!? jugada muy interesante.

2. 3. 5. Variante Najdorf
Defensa siciliana. Variante Najdorf

Seguramente, la forma más popular de jugar la Defensa Siciliana. Mantiene elástica la situación de sus piezas sin definir la situación de sus peones centrales, los cuales serán ubicados en función de las casillas que ocupen las figuras blancas.

La variante Najdorf es una de las formas más agudas de jugar la Defensa siciliana. Tiene muchísimos partidarios, entre ellos algunos de los mejores ajedrecistas de la historia, como Fischer (quien dijo en una ocasión que la siciliana fue “su primer amor”) o Kasparov, entre muchos otros. Su nombre se debe al GM polaco-argentino Miguel Najdorf. La jugada 5…. a6 es muy flexible. Retrasa la definición de los peones centrales, evita el salto del caballo a b5 e inicia el ataque en el flanco de la dama. Este retraso de los peones centrales permite a las blancas organizar fuertes ataques, pero las posibilidades de defensa son buenas, y las del posterior contraataque aún mejores. En general, las negras buscarán sus oportunidades por el flanco de dama, intentando controlar la columna “c” y presionando fuertemente el peón blanco de e4. Es una variante que aún está por investigar a fondo, pues consta de variantes muy agudas y complejas. Hasta los años ochenta, lo común era combatir la Najdorf mediante las líneas clásicas o el ataque moderno (similar al que se da en la Scheveningen). En la variante clásica, las blancas juegan con Ae2 e intentan lanzar un ataque a la bayoneta en el flanco de rey tras enrocarse en corto y, generalmente, una profiláctica Rh1 (para evitar, por ejemplo, jugadas desagradables del estilo …Db6+). En el ataque moderno (muy de moda sobre todo en tiempos de Fischer), las blancas juegan inmediatamente Ag5, dando lugar a algunas líneas muy peculiares, como la variante Polugayesvky o la Gotemburgo (más conocida como variante del peón envenenado). En años más recientes, se ha venido jugando el ataque inglés, que sustituye la clásica jugada blanca de f4 por f3: el objetivo es evidente, apoyar el estresado peón blanco en e4 y el avance g4, que es parte del plan de apertura; efectivamente, el ataque a la bayoneta es parte importante de este ataque, pero esta vez enrocando en largo.

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 b5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 b5 8.e5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Ae7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Ae7 8.Df3 h6 9.Ah4 Dc7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Ae7 8.Df3 h6 9.Ah4 g5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Ae7 8.Df3 Dc7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Ae7 8.Df3 Dc7 9.0-0-0 Cbd7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Db6 Variante del «peón envenenado»
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Db6 8.Dd2 Dxb2 9.Tb1 Da3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 Cbd7 7.Ac4 Da5 8.Dd2 e6 9.0-0-0 b5 10.Ab3 Ab7 11.The1 Cc5 12.e5
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.f4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.f4 e5 7.Cf3 Dc7
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.f4 Dc7 7.Ad3 g6
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae2
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ac4
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.g3
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.h3
2. 4. Segunda línea 2…. e6
Defensa siciliana. Segunda línea 2…. e6

Las líneas que tienen 2…. e6 suelen derivar en líneas que tienen 2…. d6 por una simple transposición. Aunque muchas veces son intercambiables, no siempre son lo mismo. 2…. e6 tiene una ventaja, y es que se libera ya la diagonal del alfil negro, y no impide hacer más tarde e6. Además, hay líneas específicas que comienzan con esta jugada. Tales líneas específicas, conforman la llamada variante Paulsen, en honor al ajedrecista que la hizo famosa. Es menor popular que las líneas principales con …d6 o …Cc6, pero no por ello menos potente.

1.e4 c5 2.Cf3 e6
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Ab4 Variante de la clavada
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Ab4 6.Ad3 e5
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Ab4 6.e5
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 Variante de los cuatro caballos
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Ae2 Ab4
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Cc6 6.Cxc6 bxc6 7.e5 Cd5 8.Ce4
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 Variante Taimánov
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cb5
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cb5 d6 6.c4 Cf6 7.C1c3 a6 8.Ca3 Ae7 9.Ae2 0-0 10.0-0 b6
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cb5 d6 6.c4 Cf6 7.C1c3 a6 8.Ca3 d5
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Cf6 6.Cdb5 Ab4 7.Cd6+
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 a6
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Dc7
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Dc7 6.Ae3
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Dc7 6.Ae3 a6 7.Ae2
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Ad3 Cc6 6.Cxc6
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 Variante Kan
1.e4 c5 2.Cf3 e6
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 5.c4 Cf6 6.Cc3 Ab4 7.Ad3 Cc6 8.Ac2
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 5.Ad3
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 5.Ad3 Cf6 6.0-0 d6 7.c4 g6
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 5.Ad3 Ac5
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 5.Ad3 g6
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 a6 5.Cc3
1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 d5
2. 5. Otras variantes con 2.Cf3
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 Línea principal
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 g6
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 g6 4.0-0 Ag7 5.Te1 e5 6.b4
1.e4 c5 2.Cf3 Cf6
1.e4 c5 2.Cf3 Cf6 3.e5 Cd5 4.Cc3 e6 5.Cxd5 exd5 6.d4 Cc6
1.e4 c5 2.Cf3 Da5
1.e4 c5 2.Cf3 Dc7
1.e4 c5 2.Cf3 b6
1.e4 c5 2.Cf3 g6
1.e4 c5 2.Cf3 g6 3.c4 Ah6
1.e4 c5 2.Cf3 a6
3. Otras líneas
1.e4 c5 2.Cc3 Variante cerrada
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.Cge2
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.f4 Ataque Grand Prix
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.f4 g6 4.Cf3 Ag7 5.Ac4 e6 6.f5
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.d3 e6 6.Ae3 Cd4 7.Cce2
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.d3 d6
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.d3 d6 6.Cge2 e5
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.d3 d6 6.f4
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.d3 d6 6.f4 e5
1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.d3 d6 6.Ae3
1.e4 c5 2.Cc3 e6 3.g3 d5
1.e4 c5 2.b4 Gambito del ala
1.e4 c5 2.b4 cxb4 3.c4
1.e4 c5 2.b4 cxb4 3.a3
1.e4 c5 2.b4 cxb4 3.a3 d5 4.exd5 Dxd5 5.Ab2
1.e4 c5 2.b4 cxb4 3.a3 bxa3
1.e4 c5 2.b4 cxb4 3.d4
Un gambito poco popular -quizá inspirado en el Gambito Evans- en el que las negras no suelen encontrar problemas. Una jugada sorprendente, creativa y que esconde ideas similares a este gambito es 2.a3!?; jugada a la que se le ha dedicado un libro entero para su análisis.

1.e4 c5 2.d4Gambito Smith-Morra
1.e4 c5 2.d4 cxd4 3.c3
1.e4 c5 2.d4 cxd4 3.c3 dxc3 4.Cxc3 Cc6 5.Cf3 d6 6.Ac4 e6 7.0-0 a6 8.De2 b5 9.Ab3 Ta7
Se trata de un gambito que esconde sutiles trucos tácticos, pero si se conoce la teoría, en general las negras no suelen encontrar problemas para neutralizar al blanco.

1.e4 c5 2.c3
Conforma la llamada Variante Alapin. Es bastante popular en aficionados o, en general, en gente que quiere eludir las líneas principales de la siciliana, bien por motivos teóricos o tácticos (por ser el jugador de blancas de corte posicional). A pesar de ello, tiene poco prestigio entre la élite y la mayoría de los maestros, pues las negras suelen igualar sin problemas, sólo con conocer un poco la teoría.

1.e4 c5 2.c3 Cf6 3.e5 Cd5 4.Cf3 Cc6 5.Ca3 (por mencionar una de las líneas principales, entre muchísimas otras)
1.e4 c5 2.c4 d6 3.Cc3 Cc6 4.g3 h5
1.e4 c5 2.Ce2 do se e
1.e4 c5 2.f4 (esto era más habitual cuando se empezó a jugar la siciliana)
1.e4 c5 2.g3

Be Sociable, Share!

Post Relacionados:

  1. Defensa Siciliana
  2. Siciliana.
  3. Siciliana: peon envenenado
  4. Defensa Francesa
  5. Defensa Alekhine

One Comment »

  • Bitacoras.com said:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En ajedrez, se llama Defensa siciliana a la apertura que resulta después de las jugadas iniciales 1.e4 c5. Debido a que las blancas abren el juego con el peón de rey y las negras no contestan con la misma jugada, se la cons……

Leave your response!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.

Visto 5964 veces