10 trucos para ejercitar el cerebro

10 trucos para ejercitar el cerebro

El ajedrez es un juego en el cuál el pensamiento rápido y eficiente es definitivo a la hora de ganar una partida. Quien pueda controlar sus nervios, desarrollar una estrategia y pensar de forma rápida tiene la mayor posibilidad de salir victorioso. La mejor manera de estar tranquilo en cualquier deporte es entrenar de forma eficiente para poder resolver los problemas que presenta el oponente sobre la marcha. Es por ello que le presentamos 10 trucos para ejercitar el cerebro.

1. Aumenta tu vocabulario

Aprende nuevas palabras de un libro o un diccionario. Esto ejercita la parte del lenguaje de tu cerebro. Mantente pensando en esa palabra todo el día, para que así se vuelva parte de tu vocabulario. El aprender nuevas palabras mantendrá tu cerebro despierto.

2. Entrena tu memoria

Siempre hay gente que supuestamente quiere tener una mejor memoria, pero la verdad no lleva ese pensamiento a la acción. Como todo, la memoria necesita ejercicio, puedes lograrlo memorizando número de teléfono u otros datos importantes, adicional hay maneras de conseguir diferentes juegos mentales en internet y en libros.

3. Lee un libro

Esta es una forma muy útil de incentivar tu imaginación y potenciar tu cerebro ya que la lectura ejercita la imaginación. Leer es tener la capacidad de crear tu propio mundo en tu mente; no importa cuántas personas hayan leído el mismo libro, las historias se verán diferentes en la imaginación de cada una de ellas.

4. Descansa lo suficiente

Cuando duermes es el momento del cuerpo para limpiarse y estar listo para el día siguiente. Una de las sustancias químicas implicadas en la creación de memorias —la acetilcolina— también forma parte del mecanismo de dormir y soñar. La falta de sueño puede tener efectos muy negativos en el cerebro incluyendo Alzheimer.

5. Juegos mentales.

Los juegos mentales son una forma increíble de excitar y retar al cerebro. Hay diferentes juegos que puedes utilizar para ejercitar tu cerebro, entre ellos se encuentan los Sudokus, crucigramas y otros. Adicional se indica que es más beneficioso para usted practicarlo por 15 minutos cada día que hacerlo por horas.

6. Adquiere una nueva habilidad.

Aprender una nueva habilidad pone a trabajar a múltiples áreas cerebrales. Tu memoria tendrá más trabajo y por consiguiente más beneficios, aprenderás nuevas funciones de tu sistema motor y veras las cosas de forma distinta.

Por ejemplo, prueba a leer un libro sobre un tópico que no conoces, aprende a cocinar o una nueva receta, construir un avión en madera, ect. Todo sirve para retar al cerebro y darte cosas nuevas en las que pensar.

7. Lee libros distintos

Toma un libro que sea distinto a todo lo que sabes hasta ahora. Lee una novela que sea de una época diferente para familiarizarte con ella, aprende un tema que no conozcas ya sea ingeniería, arte, etc. o lee algún libro del que sientas que puedas a prender muchas cosas nuevas. El punto es mostrarle a tu cerebro cosas de las cuales no está acostumbrado a pensar.

8. Crea listas

La creación de listas funciona ya que es una forma de tomar un pensamiento que esta regado en tu mente y organizarlo. Ayuda a la asociación de datos. Tanto la lista de la compra como una lista sobre las metas que quieres lograr o los lugares que te falta por visitar son una buena forma de mantener el cerebro activo. Verás cuan beneficioso es para ti.

9. Cambia tu rutina
A los seres humanos nos encanta la rutina. Desarrollamos pasatiempos y las podemos realizar durante largo tiempo por más repetitivas que sean. Pero cuanto lo que realizamos se vuelve un acto totalmente natural ya nuestro celebro no trabaja para hacerla, por lo que no se ejercita. Después de hacernos expertos en un área así como nosotros podemos realizarla casi sin pensarla, el cerebro no tiene que esforzarse mucho para que la logremos. El cerebro al igual que todo el ser humano busca ser retado constantemente. Busca formas de realizar tu trabajo diario de forma distinta para así mantenerte alerta. Esto será muy necesario a la hora de una partida de ajedrez.

10. Cambia la ruta o el destino
En auto, o a pie, busca formas diferentes de llegar a tu destino. Cambiar la manera en la que llegas a un lugar logra que el cerebro piense de forma distinta y lo pone a trabajar. Mientras más cosas nuevas puedas ver en tu día, aunque vayas a la misma dirección saca al cerebro de la rutina diaria.

Como punto aparte me gustaría hacer énfasis en una última:

Apaga la televisión!

Cuando utilizas el televisor lo que se proyecta piensa por ti. Es por eso que te lleva a un punto de total relajación. La forma más fácil de que tu cerebro se mantenga estancado o se atrase es estando frente al televisor todo el día. Le recomendamos que apague el televisor o busque maneras de utilizarlo para ejercitar su cerebro. Vea documentales y programas que le enseñen diferentes habilidades, si va a ver programas tipo series, escoja historias que lo hagan pensar y haya intrigas complejas. Piensa sobre esto mientras miras y trata de analizar o adivinar lo que sucede a continuación.

Aunque el televisor se ha vuelto un estándar diario en cualquier hogar, no es saludable pasar demasiadas horas viendo cualquier cosa que nos quieran presentar. Parte de ejercitar es tomar decisiones difíciles utilizando el pensamiento crítico y conociendo qué es lo mejor para nosotros. Busca formas nuevas para retarte diariamente. ¡Una vida no es suficiente para aprender todo lo que en ella hay, evitemos perder el mayor tiempo posible y ejercitar el cerebro lo más que se pueda!

Consejos para controlar los nervios durante una partida de ajedrez

El ajedrez es un deporte muy competitivo, en el cuál aunque estas compitiendo contra un oponente, tú mismo puedes convertirte en tu peor enemigo a causa de los nervios. Tener control total de tu cuerpo y tu mente es vital para poder tomar las decisiones correctas en el juego de ajedrez. Aquí estaremos discutiendo de donde surgen los nervios para que puedan entender el proceso por el que pasa el cuerpo y algunas técnicas para controlarlo.

Alguna vez se han preguntado ¿Por qué nos ponemos nerviosos? Los nervios llegan al cuerpo por varias razones, pero el estímulo es el mismo. Cuando decimos que estamos nerviosos nos sudan las manos, se nos acelera el corazón y se nos seca la boca. Puede ocurrir porque tenemos una reunión importante, un susto o la práctica de un deporte. Los expertos indican que nos ponemos nerviosos porque el cerebro activa una respuesta encaminada a reaccionar ante un cambio. Esto lo consigue liberando una sustancias químicas llamadas hormonas y neurotransmisores que alteran el funcionamiento de ciertas partes del sujeto. Reaccionamos y el sistema nervioso autónomo, que quiere decir que no se puede controlar voluntariamente, actúa. Es por ello que por más que intentamos calmarnos muchas veces no lo podemos lograr.

¿Qué puedo hacer para controlar los nervios?

La forma más básica de controlar los nervios es tener la capacidad de creer en ti mismo, pero para ello tienes que estar seguro que tienes las habilidades necesarias para hacer un buen papel. Esto se logra con la práctica. El control de los nervios comienza meses o semanas antes, con las horas que pasaste practicando y leyendo información sobre el ajedrez, las diferentes jugadas y cómo contrarrestar al rival. Si logras desarrollar un buen ritmo de práctica te aseguro que será mucho más fácil controlar los nervios, ya que sabes que diste la milla extra. El trabajo duro es lo único que te asegurará el éxito, tanto en el ajedrez como en cualquier etapa de la vida. Los deportes pueden ser comparados con aprender a tocar un instrumento o una obra de teatro, la práctica es lo que logrará que el evento sea perfecto.

Con esto dicho aquí algunas maneras de controlar los nervios antes y en el partido:

  • Intenta encontrar una manera de relajarte antes del partido. Muchas veces hacer respiraciones lentas o estiramiento logra controlar los nervios.
  • Elabora un plan antes del juego. Trata de descubrir la mayor información posible del juego de tu rival.
  • Si no es posible obtener información del rival, aprende a adaptarte a su juego en tiempo real. Eso es una habilidad que puedes practicar.
  • Deja que la tensión se convierta en entusiasmo.
  • Intenta controlar la respiración cuando notes estrés.
  • Concéntrate en el juego. Olvida al oponente y la gente a tu alrededor.
  • Toma ventaja de una buena jugada para calmarte cada vez más.
  • Toma tu tiempo para realizar esa jugada. El tiempo que te tomas en ella puede evitar que tomes una mala decisión y pierdas el juego.
  • Trata de relajar los músculos.
  • Determina si esta estresado por una jugada anterior. En ocasiones ya no hay razón para estar estresado. Evita mantenerte con el estrés de jugadas anteriores.
  • Ten confianza de que puedes ganar.

Los nervios son una reacción normal de todo ser humano. Mucha gente considera que son un indicio de que quieres hacer tu mejor esfuerzo, pero tienes que lograr utilizarlos a tu favor. Reconocer que estarás nervioso es importante para poder ganarles la batalla. Prepárate de antemano para enfrentar los nervios que surgirán en toda partida, eso hará que cada vez seas mejor controlándolos. Cabe recordar que la confianza en ti mismo es clave para cada actividad que realices a través de tu vida, creer que lo puedes lograr y prepararte para lograrlo es lo que te hará triunfar en el ajedrez como en la vida.